Síntomas de un juanete

Aprendamos cuales son los síntomas de un juanete:

Síntomas de un juaneteEstos pueden producirse tanto en personas de avanzada edad como en jóvenes, no obstante, es más común encontrarlos en mujeres que en hombres.

Resumiendo, el juanete se produce cuando el dedo gordo de uno o ambos pies pierde su alineación natural y comienza a apuntar hacia el dedo siguiente.

  • Protuberancia ósea en el lateral del pie
  • Dolores en las articulaciones de los pies y los dedos
  • Dedo gordo torcido hacia adentro
  • Piel enrojecida en el lateral interno del dedo gordo
  • Formación de callosidades en el lateral interno del pie

Cómo proceder ante los síntomas de un juanete

Deberá recurrir a su médico en caso de que usted detecte un fuerte dolor, incluso luego de seguir las recomendaciones que indicaremos posteriormente. Además, visite a un profesional en caso de que el dolor sea incapacitante es decir, le impida realizar sus actividades cotidianas.

Ante cualquier sospecha de infección deberá buscar ayuda de forma inmediata. La misma puede detectarse principalmente ante la aparición de inflamación o enrojecimiento en la zona del juanete.

Si usted sospecha la presencia del juanete siempre es recomendable realizar una consulta médica de forma preventiva, incluso si no posee los síntomas del mismo. Este tipo de consultas tienen por finalidad despejar dudas y prevenir inconvenientes mayores.

Tratamientos para los juanetes

Sí bien los juanetes resultan más comunes en las mujeres que en los hombres y, además, en muchos casos se trata de problemas hereditarios los tratamientos a seguir son comunes para ambos sexos e independientes de las causas que lo originan. A continuación veremos diferentes recomendaciones que ayudarán a reducir los síntomas y prevenir la aparición de los juanetes.

En primer lugar intente, en todos los casos, utilizar un calzado que no oprima los dedos de los pies. Además, una plantilla de gomaespuma permitirá reducir el dolor y proteger el juanete una vez desarrollado. En algunos casos la mejor solución proviene de la utilización de férulas adaptadas al pie.

En casa puede utilizar zapatos amplios, intente además realizar un orificio para dar espacio a la protuberancia producida por el juanete.

En aquellos casos avanzados, donde el juanete produce un dolor incapacitante se puede recurrir a una cirugía. De esta forma se buscará alinear nuevamente en su posición natural al dedo del pie. También es factible corregir la protuberancia ósea que produce dolor.

El mejor procedimiento quirúrgico a seguir lo determinará su médico. Actualmente existen más de un centenar de diferentes tipos de cirugías que pueden aplicarse según cada caso.

Finalmente, la mejor prevención para evitar los síntomas de un juanete, y por lo tanto la aparición del mismos, es no comprimir los dedos de los pies mediante la utilización de zapatos o cualquier otro tipo de calzados que resulten estrechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.