Síntomas de la conmoción cerebral

Los síntomas de una conmoción cerebral aparecerán después de que se produzca algún tipo de traumatismo craneoencefálico.

Síntomas de la conmoción cerebralLos mismos pueden producirse por un accidente en tareas cotidianas, generalmente por accidentes viales o incluso practicando deportes.

Cuando una persona sufre de los síntomas de la conmoción cerebral podrá detectar los siguientes signos:

  • Pérdida de la conciencia
  • Amnesia
  • Mareos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de equilibrio
  • Crisis epiléptica
  • Ver luces parpadeantes

La ausencia de alguno de estos síntomas no indica que no se haya producido una conmoción cerebral. Deberá prestar especial atención a los signos como así también a la duración de los mismos.

Tenga en cuenta además que estos síntomas pueden aparecer de forma posterior al golpe o la causa que origina en la conmoción.

Cómo actuar ante los síntomas de la conmoción cerebral

Recurra a un médico en caso de presentar los síntomas de la conmoción cerebral. Sobre todo ante la pérdida de conciencia, los problemas de equilibrio y una crisis epiléptica.

Existen diferentes pruebas que se llevarán a cabo con el fin de detectar la conmoción cerebral. En general un examen de ondas cerebrales, una tomografía computarizada de cabeza y una resonancia magnética en la misma zona permiten evaluar el estado general del paciente.

Tratamientos para la conmoción cerebral

El tratamiento para una conmoción cerebral dependerá del origen de la misma y la gravedad del caso. Los minutos y horas posteriores al hecho son fundamentales para determinar el pronóstico y la perspectiva de recuperación.

En la mayoría de los casos se puede recetar diferentes medicamentos para reducir el dolor de cabeza. El resto de los síntomas desaparecerán con el correr de los días. En algunos casos es posible que se mantengan por semanas o meses.

Con el paso del tiempo es posible que aparezcan ciertas secuelas que desaparecerán de forma posterior. Dolores de cabeza repentinos, mareos espontáneos y la visión borrosa son algunos de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.