Síntomas de la bursitis

Conozcamos los síntomas de la bursitis, esta produce en los pacientes un dolor que llega a incapacitar ciertos tipos de movimientos.

Síntomas de la bursitisLa bursitis es producida a causa de las bursas, éstas son bolsas que se desarrollan provocando un fuerte dolor.

Sus principales síntomas son:

  • Dolor en codos
  • Dolor en la cadera
  • Dolor en los hombros
  • Dolor en la pelvis
  • Dolor en los dedos del pie
  • Dolor en los talones
  • Dolor en las rodillas

En cualquiera de las zonas nombradas como focos del dolor puede producirse una inflamación visible. Además, el dolor puede presentarse ante el movimiento de la articulación o mediante el tacto de la misma.

Cómo proceder ante los síntomas de la bursitis

Ya que la bursitis aparece generalmente ante el uso intensivo de una articulación a lo largo de un prolongado tiempo, en caso de que usted detecte cualquiera de los síntomas nombrados anteriormente deberá consultar a un profesional médico traumatólogo.

Un traumatólogo puede llevar a cabo el diagnóstico a través de una serie de estudios. Se incluye en los mismos la extracción de líquido en las articulaciones inflamadas con el fin de realizar una biopsia.

Tratamientos para la bursitis

Generalmente los tratamientos para la bursitis están orientados a reducir los síntomas nombrados anteriormente. Es así entonces que se intentará disminuir el dolor mediante la eliminación de la inflamación de la articulación.

En muchos casos es posible que la bursitis desaparezca luego de un período de tiempo y sin la realización de tratamientos. Por supuesto, debemos evitar cualquier tipo de esfuerzo que exija a la articulación afectada.

Su médico determinará si la bursitis es aguda, en la cual la piel en la zona de la articulación se vuelve de un color rojizo y se eleva la temperatura. La bursitis crónica se produce a causa de la bursitis aguda, la falta de tratamiento y sobre exigir a la articulación desembocan en este tipo o variante de la enfermedad.

En general los síntomas de la bursitis pueden extenderse durante varias semanas o incluso meses y reaparecer con facilidad en caso de que no se reciba el tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.