Síntomas de la adicción a la nicotina

Aprendamos sobre los síntomas de la adicción a la nicotina. Produce distintos signos tanto físicos como psíquicos para ser detectados.

Síntomas de la adicción a la nicotinaUna persona que consume nicotina, generalmente a través del tabaco, se encontrará con diferentes síntomas cuando se encuentra bajo los efectos de esta y con otros cuando está en abstinencia de nicotina.

Para aquellos casos en los cuales la persona posee un alto nivel de nicotina en su cuerpo podemos detectar los siguientes síntomas:

  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Hipertensión
  • Circulación sanguínea reducida
  • Temperatura corporal baja

De forma posterior también puede producirse una dilatación de los vasos sanguíneos producida por el ácido nicótico.

Quienes están en abstinencia de nicotina suelen presentar:

  • Irritabilidad
  • Hambre
  • Insomnio
  • Depresión
  • Agresividad
  • Dificultad para concentrarse
  • Miedo
  • Inquietud
  • Nerviosismo

Todos estos síntomas pueden ir acompañados de una intensa necesidad de fumar tabaco.

Más datos sobre la adicción a la nicotina

Ya que la nicotina es una sustancia muy adictiva y, a la vez, daña la salud considerablemente abandonar su ingesta beneficiará a cualquier persona adicta. Entre las consecuencias a largo plazo por fumar tabaco podemos nombrar las siguientes:

  • Trombosis
  • Problemas en la circulación sanguínea
  • Infarto de miocardio
  • EPOC
  • Cáncer de pulmón
  • Bronquitis crónica obstructiva
  • Disfunción eréctil
  • ACV
  • Arterioesclerosis

Cómo actual ante los síntomas de la adicción a la nicotina

La mejor forma de prevenir la adicción a la nicotina es no comenzar a fumar tabaco. Su dependencia resulta muy difícil de controlar para muchas personas, esto hace que la adicción a nivel mundial sea una de las mayores existentes.

Existen muchos grupos de ayuda para adictos al tabaco y la nicotina. Además, en la actualidad, hay un gran número de tratamientos que pueden ser llevados a cabo. No obstante, la motivación propia debe ser el principal tratamiento que el paciente lleve a cabo.

Los síntomas de la abstinencia a la nicotina suelen desaparecer entre cuatro y cinco semanas después de haber abandonado la incorporación de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.